lunes, 13 de agosto de 2012

De reflexiones totalmente irrelevantes

Summer: "I love Ringo Starr"
Tom: "Nobody loves Ringo Starr"
Summer: "That's what I love about him!"

Viendo 500 Days of Summer ayer, sentí lástima por Ringo. Después de haberme burlado infinidad de veces de él por ser completamente irrelevante y haber enunciado millones de oraciones de odio en su contra, me sentí genuinamente mal. 

Pensé en la cantidad de pendejos que lo envidiaron por ser así de famoso siendo tan nulo, y me disculpé mentalmente con él por nunca haberlo comprendido.


Luego, cepillándome los dientes, me di cuenta de que el gran carajo vive con toda la plata del mundo, con todas las comodidades que le da la gana y seguro va a congelarse con Disney para que lo resuciten cuando hayan conseguido el elixir de la vida eterna; y lo mandé al carajo de nuevo.

No te mereces mi lástima, así que te odio de nuevo.

Ringo es el modelo a seguir de cualquier perra nula.

Punto.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Gato

Estabas sentada, leyendo o algo. Yo estaba en esa edad en la que necesitaba tu atención constante, tu aprobación constante y en la que repetía palabras que me parecían divertidas (consssstante).

-Ma tengo hambre.

Me hago una bola a tu alrededor. Mis uñas combinan con tu franela.

-Miau. Mami soy un gato, miau.

Te ríes, el chiste del gato nunca falla. Sigues leyendo, probablemente yo también debería estar leyendo. Empiezo a tararear alguna canción bonita, demasiado alto.

-LAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAALALALALAAAAAAAAAAAAAA.

Te quejas. Miau. Se te pasa, pero aún no hay comida.

Recuesto mi cabeza en tu hombro e intento leer tu libro pero no presto demasiada atención; muchas palabras con muchas consonantes y poca anarquía (muchhhhhas). Igual parezco interesarme y me quedo ahí, quietecita, sobre ti, por un tiempo que parece eterno. (Ju-ris-pru-den-cia)

-Miau.

No respondes. 

-Maaaaaaaami, ¿Te falta mucho? Tengo hambre. 

Al final reaccionas; te quejas de cómo me niego a crecer y me mandas al carajo, con las llaves del carro y algo de efectivo.

Está bien, hoy la comida la compro yo.