miércoles, 18 de julio de 2012

De libros que todo el mundo debería leer

Hace tiempo había prometido un pequeño top de libros. No es una lista de favoritos porque yo no creo en eso; pero ya sea porque me tienen enganchadísima de momento o porque me flecharon irremediablemente cuando los leí, creo que toda la humanidad debería leerse esta mini selección que considero una belleza en pleno. Sin ningún orden específico:

- "El Amor en los Tiempos del Cólera" de Gabriel García Márquez. (Háganse un favor y JAMÁS vean la película).

"El capitán miró a Fermina Daza y vió en sus pestañas los primeros destellos de una escarcha invernal. Luego miró a Florentino Ariza, su dominio invencible, su amor impávido, y lo asustó la sospecha tardía de que es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites."

- "El Retrato de Dorian Gray" de Oscar Wilde. (Copio en inglés no por esnob, sino porque ninguna de las traducciones que encontré le hacía justicia a este fragmento).

"There were sins whose fascination was more in the memory than in the doing of them, strange triumphs that gratified the pride more than the passions, and gave to the intellect a quickened sense of joy, greater than any joy they brought, or could ever bring, to the senses."

- "Si Mi Biblioteca Ardiera Esta Noche de Aldous Huxley". Huxley era un tipo adelantado a su época; este es el único libro de ensayos en la lista, cada uno más increíble que el otro.

"La sátira, el sexo, lo ingenioso: todas estas cosas nos hacen reír y pueden estar presentes al unísono en una obra de comedia pura. Pero no son ellas mismas pura comedia. (...) El gran genio cómico es mucho más abundante, más amplio y más inclusivo que un mero satirista o un ingenioso. Es tan raro como un gran genio trágico, y acaso más raro aún."

-"1984" de George Orwell. Gente adelantada a su época Parte II.

"La destrucción de las palabras es algo muy hermoso. Desde luego, el gran despilfarro está en los verbos y adjetivos, pero hay cientos de sustantivos de los que también nos podemos librar. No se trata sólo de los sinónimos, sino también de los antónimos. Después de todo, ¿qué justificación tiene una palabra que es simplemente lo opuesto de otra? Una palabra contiene en sí misma su contraria. Fíjate, por ejemplo, en la palabra bueno. Si tenemos la palabra bueno, ¿para qué necesitamos una como malo? Nobueno sirve igual. En realidad, mejor, porque es exactamente su opuesta, y la otra no. (...) Al final, los conceptos de bondad y maldad se podrán expresar con sólo seis palabras, que en realidad se reducen a una. ¿No te das cuenta de la belleza que ello entraña, Winston?" 

-"10 Negritos" de Agatha Christie. 

"Ten little soldier boys went out to dine; one choked his little self and then there were nine. 
Nine little soldier boys sat up very late; one overslept himself and then there were eight. 
Eight little soldier boys traveling in Devon; one said he'd stay there and then there were seven. 
Seven little soldier boys chopping up sticks; one chopped himself in halves and then there were six.
Six little soldier boys playing with a hive; a bumblebee stung one and then there were five. 
Five little soldier boys going in for law; one got in Chancery and then there were four. 
Four little soldier boys going out to sea; a red herring swallowed one and then there were three.
Three little soldier boys walking in the zoo; a big bear hugged one and then there were two. 
Two little Soldier boys sitting in the sun; one got frizzled up and then there was one. 
One little soldier boy left all alone; he went out and hanged himself and then there were none."

-"El Viejo y el Mar" de Ernest Hemingway.

"Decía siempre la mar. Así es como le dicen en español cuando la quieren. A veces los que la quieren hablan mal de ella, pero lo hacen siempre como si fuera una mujer. (...) el viejo lo concebía siempre como perteneciente al género femenino y como algo que otorgaba o negaba grandes favores, y si hacía cosas perversas y terribles era porque no podía remediarlo. La luna, pensaba, le afectaba lo mismo que a una mujer."

-"El Principito" de Antoine de Saint-Exupéry. 

" -Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: Sólo con el corazón se puede ver con claridad. Lo esencial es invisible para los ojos.- 
 -Lo esencial es invisible para los ojos -repitió el principito para acordarse."

A leer se ha dicho.

Punto.

P.D.: Harry Potter está tácito en la lista, no hubiera podido decidirme por sólo un libro.
P.D.2: La mayoría de los libros tienen película, les doy permiso de verlas sólo después de haberlos leído. Menos la de El Amor en los Tiempos del Cólera, porque de pana es una real cagada y debería ser eliminada de la memoria colectiva.
P.D. 3: John también ama apasionadamente a Dorian.

martes, 10 de julio de 2012

Instrucciones Para Enloquecer

Puede usted leer esto un poco asustado, pero ¡no tema! Volverse loco está sobrestimado y es mucho más sencillo de lo que piensa. 

Empiece por volverse una piña (Aquella fruta amarillenta con púas y vegetación afilada). Respire como piña, sienta como piña, coma como piña, sea usted una piña (si acaso la piña le causara repulsión, podría cambiarla por la fruta de su preferencia pero los resultados podrían tomar más tiempo). 

Internalícese como piña; empiece a introducirse en sociedad, entonces notará que algunas de las personas a su alrededor son frutas y vegetales diversos también. Júntese sólo con los de su misma especie, así su nueva vida se hará más fácil y se sentirá más cómodo en su nuevo estado piñal. 

Su piel empezará a cambiar de color, no se preocupe, esto es totalmente normal, ninguna piña es tal sin su particular amarillo pálido; el mismo irá aumentando a medida que usted y su fruta interna maduren. 

A medida que pasen los días podría sorprenderle como las miradas sobre usted empiezan a aumentar. No, no es el lívido local ni parte de su imaginación, le recomendaría evitar espacios públicos, pues esto solo puede significar que se está poniendo provocativo y todo el resto del universo no desea más que devorárselo. Es importante que en este punto no desespere ni intente comerse a sí mismo, no funcionará. 

¡Huya! ¡Corra! ¡Escóndase! 

Nadie dijo que la vida como piña sería fácil. 

La buena noticia es que si ha conseguido un sitio desolado, ha conseguido también evitar ser comido. La mala noticia es que esto no durará mucho, pues pronto empezará usted a podrirse. 

Recuerde con nostalgia sus días de juventud y visite la planta que lo vio nacer. Su piel empezará ahora a ponerse negra y escamosa; sienta como sus hojas, antes verdes y regias, empiezan a punzarle la pulpa ahora carcomida. Lamento informarle que la vejez frutal no es mejor que la humana, prepárese para convertirse en abono. 

Fuertes dolores vendrán, pero no tema. Lo más recomendable es que visite, lo antes posible, a su psiquiatra de confianza. 

¡Feliz viaje y larga maduración!

Soy una piña.