sábado, 23 de julio de 2011

Que quede claro

Siempre he medido metro y medio, bueno, no siempre pero desde hace bastante tiempo; eso no ha impedido que me aumenten la edad frecuentemente, probablemente producto de los lentes gigantes. Tampoco taaaanto, uno o dos años que en verdad no hacen gran diferencia y nunca me había importado.

Pero una cosa es que me calculen dos años más a que me digan señora, S-E-Ñ-O-R-A. Había procurado no hablar mucho del tema, pero coño un poquito de respeto que ya te me estoy hartando.

Encima siempre es que si el viejo de la charcutería, o el baboso de las taquillas pre-pago en algún estacionamiento congestionado, que podría con facilidad ser mi abuelo -o al menos mi tío cincuentón-. Mira chico respeta, yo soy una bebé. NADA DE SEÑORA. Se-ño-ri-ta. Y básico que los infelices se ríen, como si una te me estuviera coqueteando. ¡No chico, no! Cóbrate el ticket y ya.

Creo que el tope llegó el día en el que a una malvivida se le ocurrió insinuar que yo era la orgullosa madre de 4 niños (trillizos y un cuarto), y que encima ME VEÍA BUENÍSIMO. ¡Coño chica gracias! ¡No sabes lo bien que me haces sentir! Halagos así no se oyen todos los días.
Ojalá te ahogues en miel de maple, pajua.

Yo entiendo que si tuviera 30 esto sonaría como crisis de identidad del adulto contemporáneo o una vaina así, pero a mi hasta hace nada me pedían permiso para viajar sola. Me dejan todos la ridiculez.

Respete.

Punto.

jueves, 7 de julio de 2011

Descargas extemporáneas

Hay cosas que necesitan ser puntualizadas, aquí, ahora y así.

-No todo se resuelve con una arepa con aguacate y queso, soy extorsionable pero tengo límites.
-No hay nada que me saque más la piedra que me impongan vainas porque sí, sobre todo cuando sé que están mal. Que me digan que no puedo hacer algo cuando sé perfectamente que sí puedo.
-Me asquean horriblemente los tipos con las uñas largas, podrá parecer irrelevante pero varios han perdido mi respeto e incluso, dependiendo de mi estado anímico, puedo no disimular la cara de náusea. Es higiene personal por amor a Jesucristo y todo lo que es bueno.
-Odio llevar 2 semanas atascada en el 5 nivel del 3er mundo de Angry Birds.
-Odio no salir de vacaciones sino hasta dentro de 2 semanas, y no por el tiempo, sino por todo lo que tengo que hacer antes de realmente estar de vacaciones.
-Este writer's block me tiene mal, lo odio a él también, me está desconfigurando bastante la vida.
-No veo la hora de poder independizarme. Corriendo el riesgo de que suene totalmente niñita malcriada, siento que necesito hacer las cosas por mis propios medios, a mi manera, y sin tener que someterlas constantemente al escrutinio de media humanidad.
-Cuando tenga un perro voy a adoptar un cacri, y va a tener un nombre super badass.
-La verdadera razón de mi odio hacia el idiota de lenguaje es que tiene las bolas de cuestionar constantemente la única cosa que siempre he considerado hago realmente bien. Y mira no te me lo voy a permitir.
-Mi verdadero problema es que cuando creo estar 100% segura de las cosas empiezo a dudar, porque soy una tipa demasiado caprichosa y mis caprichos siempre comienzan así.
-En la teoría puede sonar facilísimo, pero en la realidad me cuesta demasiado diferenciar un capricho de algo que realmente quiero. Soy una niña like that.
-Saltar de una relación a otra no los hace "niños bien", solo demuestra que son tan detestables que ni ustedes mismos se aguantan solos. Eso o una autoestima tamaño lástima.

Extrañaba descargarme en el blog. Creo que eso es todo.

Punto.