jueves, 29 de diciembre de 2011

De viajes

Notes-to-self:

-Por alguna razón los aeropuertos dan a los venezolanos una creatividad interesante, sobre todo los internacionales. La clase media asciende repentinamente, con tacones y bufandas, un domingo a las 6 de la mañana esperando en cola para montarse en un vuelo de 6 horas. Y obviamente, nunca va a faltar el pendejo de los lentes de sol, aunque aún no haya amanecido del todo y tenga días lloviendo. 
La gente cree que tiene más plata cuando está en los aeropuertos, aunque tengan tres años ahorrando para viajar, ellos son la élite y eso es cool.

-Un viaje no inicia oficialmente hasta que le dices cuatro vainas, en español, al primer gringo que te habló feo (o eso te inventas). Por aquello de no perder la costumbre. 

-Se hace mucho más factible pedir deseos al ver pelirrojos de lejos (o ver pelirrojos en general). Gracias a la comunidad colorada por todos los deseos que he podido pedir… Aún no se cumplen, muevan el culo.


-No se atreva usted a mencionar de dónde es delante de extranjeros, porque Chávez saldrá a relucir en segundos y está usted de vacaciones, no quiere hablar de cosas así de pavosas. 

-Mi carisma con los funcionarios públicos parece ser internacional, porque me han tocado unos hiper panas. Eso no evitará que consideren la posibilidad de que trabajo como mula o terrorista encubierta, así que no hay que hablar demasiado. 

-Aquí todo el mundo pide permiso y se disculpa para todo, empiezo a pensar que puedes empujar a alguien deliberadamente, disculparte, lanzar un besito y no sucederá nada. 

-When in doubt, nunca te van a tocar los extranjeros papis al lado en el avión. Nunca. La vieja que ronca, esa va a ser tu fiel compañera. Si por algún error en el universo te toca uno, no te preocupes, seguro es gay y el novio va a pedir que le cambies el asiento. 

-El parque de Harry Potter es aún más asombroso de lo que cualquiera pueda describir. 

-Gracias miles a @Cristi_up por la belleza de franela que me regaló. Blog y yo, ambos altamente agradecidos.

-Hago más listas de las necesarias

Última parada en la gira mundial: Maracaibrow

Punto.
Pronto, pronto.

sábado, 24 de diciembre de 2011

De Jorges

No voy a ver a Jorge Drexler en concierto en Febrero y eso rompe mi corazón en maneras totalmente nuevas y antes inimaginables. 

No, no voy.

No, no quiero ver sus cochinas entradas ni saber que van a verlo en primera fila.
Nadie va a tripearse ese concierto como yo lo hubiera hecho, yo sé. Yo soy la enfermita que le escribió dos veces al manager jalándole para que vinieran, convenciéndolo de que las arepas eran buenísimas.
Ojalá se llene demasiado, para que le queden ganas de volver pronto.

Cosas que pasan, Jorge te amo.

Punto.

martes, 22 de noviembre de 2011

De lo único que hablo todo el tiempo

Odio a Mardo (acabo de nombrar así a mi nokia). Lo odio genuinamente. Sin capacidad de whatsapp y permanentemente sin saldo, soy el ser más incomunicado de toda la Gran Caracas.
Odio andar a pie. Y no es que yo sea hija de los Cisneros, pero después de tener carro por un año, volver a la peatonalidad permanente es una real cagada.
Odio el frío del mal que hace ahora en la universidad todos los infelices días y las lluvias impredecibles que me encharcan los zapatos indiscriminadamente.
Odio la física, por eso este trimestre nos dimos un tiempo y temporalmente ignoro que existe en mi vida (just before she comes back to bite me in the ass).
Odio haber hecho un calendario demasiado bonito y gigante, con post-it de colores incluidos, solo para no usarlo nunca.

No sé organizar mi tiempo, no sé organizar mi tiempo, no sé organizar mi tiempo.

*Comienzo del espacio publicitario*
-La Guarandinga es el viernes, vayan. 
-El mun de los mocosos también, lleven a sus mocosos.
-Si tienen amigos famosos pídanles que colaboren con VotoJoven.
-Donen plata a HNMUN, es una orden.
*Fin del espacio publicitario*

Llevo casi un mes sin escribir, que bolas tengo yo. Y eso que me había propuesto mentalmente escribir más seguido, pero no pienso con claridad cuando tengo demasiadas cosas por hacer (todo el tiempo)... Que engañada, yo nunca pienso con claridad. 
El tiempo se ha pasado demasiado rápido. El trimestre se ha pasado demasiado rápido. Gracias a Jesucristo, Buddha, Alá, María Lionza y el Flying Spaghetti Monster por esto.
Llevo ya casi dos semanas pintándome sólo una uña de cada mano en señal de protesta. (Protestando por no tener el tiempo suficiente para pintarme todas las uñas).

Si no fuera yo, no sé si sería mi amiga.

Punto.

domingo, 30 de octubre de 2011

De comedias

Yo no suelo escribir de esto, pero hoy me voy a dar permiso.

Probablemente fue mi culpa, por haber asumido que al gran hijo de puta lo había atropellado una gandola de 16 ruedas, y que en esta ciudad de más de 6 millones de habitantes no me iba a conseguir jamás con su cuerpo paralítico (sin ofender).

Mi error.

No es que me había imaginado este momento muchas veces, de hecho, había pasado 2 años evitándolo; pero las pocas veces que lo hice, yo estaba vestida espectacular y tenía al tipo más papi del mundo buscándome un trago.

De nuevo, mi error. Yo estaba vestida de aguacate en un sitio en el que nadie estaba disfrazado y él estaba con una jevita. Y no me malinterpreten, después de 2 años su vida no es un tema que me quite el sueño; pero que arrechera encontrarte por primera vez en siglos, al único pendejo al que dejaste que te jodiera la existencia, vestida de aguacate. DE FUCKIN AGUACATE.

Al menos aprendí, porque esos errores catastróficos es mejor solo cometerlos una vez. Mi niña interna siempre va a desear, en secreto, que te caiga un piano de cola encima.

Anoche fui Brigdet Jones, once again.

Punto.

P.D.: Tampoco hay que engañarnos, era un aguacate burda de cool.
P.D.2: Mi blog es más fino que el tuyo.

viernes, 14 de octubre de 2011

De cambios climáticos

Yo asumiré que mi billetera tiene malas vibras. Así mismo. Después de estar al borde de perderla unas 3 veces, de estar llorando pensando en las mil colas que voy a tener que hacer para reponer todos los documentos, justo cuando estoy al borde de un colapso nervioso, aparece. Me saluda desde un rinconcito y me pide que me relaje.

No me encanta la idea porque mi billetera es bien bonita, pero o la cambio o le echo unos ramazos.

Hoy, además, a las horas de haber aparecido la billetera perdí el teléfono. Ya apareció, hiperlejos de mi, así que aún nos extrañamos. Tampoco es la primera vez que me pasa, yo tengo un doctorado en esto de perder celulares, siempre aparecen (como la billetera), pero bueno, sí, anda intensificado.

Últimamente tengo la mente en todas partes, o en ninguna parte. Mi cabeza de por si nublada se ha visto afectada por el clima caraqueño y andamos en serias tempestades; y si antes se me perdían las cosas momentáneamente, ahorita soy un caos.

Soy de esa gente que va a la cocina, se le olvida porqué y termina guardando un par de zapatos en la despensa. Echando medias a la basura pensando que es la ropa sucia. Y paso un poco de tiempo preocupada por el asunto, pero seamos honestos, preocuparme solo lo agrava entonces no estamos realmente llegando a nada.

Culparé a la fecha y me sentiré hiperpana porque lo estoy advirtiendo, es todo lo que tengo para decir.

Punto.

domingo, 18 de septiembre de 2011

De PEMDLC

A mí me encantaba Por el Medio de la Calle, como evento, como iniciativa y como algo totalmente diferente; y es que ¿A quién no? Cuando empezó tenía toda la intención de convertirse en el evento anual obligado para, de una vez por todas, demostrarle al mundo que Caracas sí se interesaba por la cultura. Pero poco a poco, ha dejado de ser así.

Desde el año pasado la cantidad de gente había aumentado brutalmente, más de lo que cualquiera se hubiera imaginado, y es comprensible. Lo que me sorprende es que habiendo vivido la experiencia del año pasado, no se hayan tomado las medidas necesarias para mejorar este año, porque si se tomaron no tuvieron mucho efecto.

PEMDLC dejó de ser arte y cultura para convertirse en ventas de *cualquier cosa en el mercadito*, curda y monte. Así mismo. Porque las posibilidades reales de quedarse en algún sitio a ver las exposiciones o escuchar la música eran prácticamente nulas.

Entiendo que algunas situaciones se salen de las manos de los organizadores, que son inevitables, pero creo que si el evento va a seguir es necesario que las cosas cambien, que sea repensado y replanteado; porque la esencia real por la cual nació PEMDLC ya no está, y no tiene ningún sentido seguir destruyendo Chacao (Sí, destruyendo) una vez al año sólo porque sí.

En lo personal, el año que viene ni se me ocurre aparecerme. De este año sólo me quedó la sensación de que estaba en un concierto masivo y la decepción de que una de las pocas iniciativas que hay en la ciudad se haya deteriorado.

Chimbo, chimbo.

Punto.

lunes, 5 de septiembre de 2011

De mí

-Odio tomar agua, en general, sólo tomo agua si es totalmente necesario.
-Me encanta ir a la carnicería. Desde pequeña voy a la misma, conozco a todo el mundo y me quedo hablando paja.
-No puedo sentarme a comer de espaldas a la puerta. Bueno, sí puedo, pero voy a estar incómoda todo el rato.
-Mi nombre está escrito sin tilde en todos mis papeles y me saca un poco la piedra, pero no pienso hacer nada para arreglarlo.
-En secreto odio un poco que me digan Sofía, suena demasiado formal, pero no sé presentarme de otra forma.
-Amo los acentos, en especial el cubano; y sé que si me mudara a alguna parte, mi caraqueño desaparecería en semanas.
-Tengo más lunares de los que puedo contar.
-Odio a Vargas Llosa desde que leí Travesuras de la Niña Mala, no sé exactamente por qué, pero lo odio.
-Amo demasiado el jugo de lechoza y lo defiendo a diario de la humanidad como un jugo incomprendido. Es mi fruta favorita y el aguacate mi vegetal favorito, los amo a ambos.
-Kristen Wiig es uno de mis modelos a seguir, me gustaría demasiado ser tan chistosa y tener tanta chispa como ella.
-Le tengo pánico a los insectos, miedo, pavor; en parte porque soy increíblemente alérgica a las picadas. La naturaleza y yo no somos grandes amigas.
-Mi color favorito es el rojo, como la pared de mi cuarto y mi sillón.
-Amo profundamente a Jorge Abner Drexler Prada, incluso más que al aguacate. Sí, así de mucho.
-Las posibilidades reales de que me deje crecer el pelo de nuevo son fantásticamente bajas.
-Hay canciones que tengo reservadas para el amor de mi vida, también tengo una lista de nombres en caso de que decidamos tener hijos. Y no, no las comparto con nadie.
-Uno de mis temores diarios es que alguien pueda leer mi mente. Puede que suene estúpido, pero en 1600 también el internet sonaba estúpido y aquí estamos.
-No me gustan los números pares.

No soy demasiado paciente o perseverante, pero mi blog llegó a su post no. 100

Punto.

martes, 23 de agosto de 2011

Del dormir

Creo que tengo sueños de fuga. Siempre he tenido sueños extraños de nada en particular, pero últimamente están más concentrados, son sueños de fuga literales.

He sido narcotraficante y contrabandista de cigarros, cómplice de una estafa gigante y cuasi-perseguida por un asesino en serie; en todos me voy a sitios remotos y conozco a muchísima gente. Pero no es que soy carterista, no, soy la chiva de los ladrones. Soy Joe Cabot en Reservoir Dogs, u O-Ren Ishii en Kill Bill, soy Ted Jones en Pineapple Express. La que manda a callar -matar- gente y saca a todos del país.

En mis sueños -medio criminalmente- suelo ser un pez grande en un estanque pequeño.

Punto.

miércoles, 10 de agosto de 2011

De caprichos

A veces (todo el tiempo) soy demasiado empeñada con las cosas, pequeños caprichos temporales.

Los tengo desde que tengo memoria, podía pasar semanas comiendo solo mi nuevo cereal favorito. Justo como ahora siento extrema necesidad de estrenar la ropa nueva apenas la compro, uso por días mis nuevos zapatos favoritos o escucho 20 veces seguidas la canción perfecta que acabo de descubrir.

Suelen aparecer más seguido en vacaciones, cuando no tengo nada que hacer. El último agosto hice un mini mural con sharpie en mi closet -burdelindo cabe destacar- y justo ahora mi cuarto está lleno de flores de loto de papel porque acabo de aprender a hacerlas.

Siempre he sido así, temática, los temas vienen y se van justo por donde llegaron.

El asunto es que me cuesta horrores diferenciar entre las cosas que realmente me gustan y las que son sólo un capricho temporal, al menos al principio; por eso es que me cuesta aún más tomar decisiones, cuando no puedo ni confiar en mi (in)sano juicio. Mis caprichos me han convertido en la persona más indecisa de la tierra.

Creo que necesito un libro de auto-ayuda de esos tipo "Como mandar a la gente al carajo", o mejor aún, "Quién se ha llevado mi queso", nada más útil que visualizarte siendo un ratón atrapado en un laberinto para aclarar la mente.

Mis caprichos me hacen la vida feliz y triste al mismo tiempo.

Shopping -and blogging- are cheaper than a psychiatrist.

Punto.

sábado, 23 de julio de 2011

Que quede claro

Siempre he medido metro y medio, bueno, no siempre pero desde hace bastante tiempo; eso no ha impedido que me aumenten la edad frecuentemente, probablemente producto de los lentes gigantes. Tampoco taaaanto, uno o dos años que en verdad no hacen gran diferencia y nunca me había importado.

Pero una cosa es que me calculen dos años más a que me digan señora, S-E-Ñ-O-R-A. Había procurado no hablar mucho del tema, pero coño un poquito de respeto que ya te me estoy hartando.

Encima siempre es que si el viejo de la charcutería, o el baboso de las taquillas pre-pago en algún estacionamiento congestionado, que podría con facilidad ser mi abuelo -o al menos mi tío cincuentón-. Mira chico respeta, yo soy una bebé. NADA DE SEÑORA. Se-ño-ri-ta. Y básico que los infelices se ríen, como si una te me estuviera coqueteando. ¡No chico, no! Cóbrate el ticket y ya.

Creo que el tope llegó el día en el que a una malvivida se le ocurrió insinuar que yo era la orgullosa madre de 4 niños (trillizos y un cuarto), y que encima ME VEÍA BUENÍSIMO. ¡Coño chica gracias! ¡No sabes lo bien que me haces sentir! Halagos así no se oyen todos los días.
Ojalá te ahogues en miel de maple, pajua.

Yo entiendo que si tuviera 30 esto sonaría como crisis de identidad del adulto contemporáneo o una vaina así, pero a mi hasta hace nada me pedían permiso para viajar sola. Me dejan todos la ridiculez.

Respete.

Punto.

jueves, 7 de julio de 2011

Descargas extemporáneas

Hay cosas que necesitan ser puntualizadas, aquí, ahora y así.

-No todo se resuelve con una arepa con aguacate y queso, soy extorsionable pero tengo límites.
-No hay nada que me saque más la piedra que me impongan vainas porque sí, sobre todo cuando sé que están mal. Que me digan que no puedo hacer algo cuando sé perfectamente que sí puedo.
-Me asquean horriblemente los tipos con las uñas largas, podrá parecer irrelevante pero varios han perdido mi respeto e incluso, dependiendo de mi estado anímico, puedo no disimular la cara de náusea. Es higiene personal por amor a Jesucristo y todo lo que es bueno.
-Odio llevar 2 semanas atascada en el 5 nivel del 3er mundo de Angry Birds.
-Odio no salir de vacaciones sino hasta dentro de 2 semanas, y no por el tiempo, sino por todo lo que tengo que hacer antes de realmente estar de vacaciones.
-Este writer's block me tiene mal, lo odio a él también, me está desconfigurando bastante la vida.
-No veo la hora de poder independizarme. Corriendo el riesgo de que suene totalmente niñita malcriada, siento que necesito hacer las cosas por mis propios medios, a mi manera, y sin tener que someterlas constantemente al escrutinio de media humanidad.
-Cuando tenga un perro voy a adoptar un cacri, y va a tener un nombre super badass.
-La verdadera razón de mi odio hacia el idiota de lenguaje es que tiene las bolas de cuestionar constantemente la única cosa que siempre he considerado hago realmente bien. Y mira no te me lo voy a permitir.
-Mi verdadero problema es que cuando creo estar 100% segura de las cosas empiezo a dudar, porque soy una tipa demasiado caprichosa y mis caprichos siempre comienzan así.
-En la teoría puede sonar facilísimo, pero en la realidad me cuesta demasiado diferenciar un capricho de algo que realmente quiero. Soy una niña like that.
-Saltar de una relación a otra no los hace "niños bien", solo demuestra que son tan detestables que ni ustedes mismos se aguantan solos. Eso o una autoestima tamaño lástima.

Extrañaba descargarme en el blog. Creo que eso es todo.

Punto.

viernes, 24 de junio de 2011

De cumpleaños -cuasi- olvidados

Todavía me queda media hora.
Juré que no lo olvidaría, pero sí, casi casi sucede.
De esos clicks que me pasan demasiado seguido. Piensas en cualquier cosa y de repente, casi de la nada, recuerdas algo que no tiene absolutamente nada que ver. Justo así recordé que mi blog acaba de cumplir dos años. Que bolas tengo yo.
Dos años.
D-O-S.

-Ok, me distraje-

Podría hablar de mi evolución y crecimiento personal, de cómo ha pasado el tiempo, pero hoy no tengo ganas.

Porque el espacito virtual que decidí abrir una madrugada para decir incoherencias sigue aquí después de dos años, tan bonito como el primer día. Y yo que no tengo demasiada constancia para las cosas, que pensé que eventualmente dejaría abandonado, me siento bien bien orgullosa.

Feliz cumpleaños bebé, lo estamos logrando.

Punto.

jueves, 23 de junio de 2011

De recordatorios

Soy descuidada, no es nada nuevo. Desordenada y olvidadiza hasta más no poder.
Descuido cosas, situaciones y personas.
He olvidado planes, tareas por entregar y cumpleaños a patadas, unos supremamente importantes -El de mi mamá, mi papá y todos mis hermanos-, otros no tanto, pero papelones igual de vergonzosos.

Lo que más me disgusta de todo es descuidar personas, es promesa. Relaciones con personas que no deben ser descuidadas y a quiénes, aunque suene difícil de creer, recuerdo todos los días.

Como hecho mil veces el cuento de cuando Miguel me hizo caminar 40 cuadras bajo la pepa de sol que hace en verano para al final, llegar al estadio y sorprenderme cual niñita.
O de la vez que hice panquecas con Ana en el tostiarepas e hicimos un desastre dándoles la vuelta.
O de como nadie nos cree a Carla y a mi que somos hermanas, hasta que realmente prestan atención y se dan cuenta de que somos iguales.
O de como la foto de monito de Simon es el fondo de pantalla más bello de todas las computadoras del mundo y como todos hacen "AWWW" cuando lo ven.

En serio estas historias han sido contadas unas mil veces. Sé que soy experta en desaparecerme, disculpen.

Prometo que los extraño demasiado.

Se me salió el cursi, vainas que pasan.

Punto.

viernes, 10 de junio de 2011

De asientos

En mi casa hay un sofá. Más que un sofá es como un sillón, una butaca.
Está afuera en la sala, pero es mía y no dejo que nadie se siente.
Además hace poco la retapizaron y exigí que fuera de rojo, mi color favorito (Sí, exigí, porque es mía). La gente suele verse más bonita sobre un fondo rojo.
Mi butaca es un sitio especial, es como el sillón de pensar de alguna serie infantil.
Ha leído libros y sostenido largas conversaciones sin un fin particular por teléfono. Ha llorado, estudiado y dormido. Ha escuchado historias locas y visto travesuras de gente galla. Incluso se ha caído a curdas una que otra vez.
Y por lo general, lo que puede suceder si te sientas, es que amablemente te pida que no seas infeliz y te pares de mi fucking sitio. Porque sillones así no son cedidos si no es necesario.
Mi butaca es el sitio desde donde se puede ver el mundo con demasiada tranquilidad, como un pequeño trono del hogar, imprestable.

Les recomiendo a todos conseguir sus propias butacas.

Punto.

viernes, 13 de mayo de 2011

Hay. Que. Aguantar.

Venía acá a escribir de cualquier cosa, pero es hora de enseriarse, de sincerarse. Porque llevo 8 meses echándole un camión al proyecto más complicado que me he planteado en mi (corta) vida.

Yo sé, que una carrera no es cualquier cosa. Yo sé, que todo el mundo me dijo que iba a ser difícil; que las cosas no me van a salir bien la primera vez, yo sé. Me lo dijeron tú, y unas 100 personas más; me preguntaron que si estaba segura, si eso era lo mío. Y mira no, segura no estoy, pero no le creo a esa gente que está 100% segura y orgullosa de lo que está haciendo, me parecen ganas de engañarse sin necesidad.

También sé que todos conocen a Fulanito, el que se graduó en 3 años y al mismo tiempo daba clases, Megaultrasummacumlaude, consiguió trabajo en la NASA y la cura para el SIDA; y no, no quiero ser como él, seguro vive con su mamá porque más nadie lo quiere, dejen el intenseo.

Eso de que la universidad no es cualquier cosa es verdad, solo que yo me negaba a creerlo; entonces aquí ando, nueveando a cada rato, en constante modo de ensayo y error hasta que aprenda. Sintiéndome grande pero actuando como liceísta mega mística, ya se me pasará.

Solo pido tiempo, paciencia, que-dejen-la-ladillita-de-preguntarme-si-estoy-reventando, si digo que ahí voy I FUCKING MEAN IT. Porque no está siendo nada fácil y me da ganitas de escupirles un ojito por intensitos :)

Ese es el punto, por si se preguntaban que sucedía con mi verborrea constante, en esas ando. No es taaaaaaan malo, pero en vísperas de semana 4 cualquier cosa es fea.

Ahí voy.

Punto.

sábado, 16 de abril de 2011

T I E M P O

Aprovechar el tiempo.
A p r o v e c h a r e l t i e m p o .
Aprovechar. El. Tiempo.

Ya he escrito de ésto verdad?
Pero es que, realmente, qué es aprovechar el tiempo?

*Inserte aquí charla sin sentido de mínimo 15 min sobre el tiempo*
*Inserte aquí anécdota que considere un poco chistosa de como nunca he sabido aprovecharlo*

Y así se me fueron (se me están yendo) 3 semanas de vacaciones sin hacer ni la mitad de las cosas que tenía que hacer.

Vi como 10 películas de la lista de 60 y leí una página de los 3 libros que moría por empezar, no he teñido los dos pares de zapatos que me moría por renovar, ni he descubierto a donde lleva esa calle por la que NUNCA hay cola en las mañanas caóticas. Y visité el blog como 2 veces -Boo, you whore!-
(En mi defensa casi termino la primera temporada de Mad Men)

En definitiva, yo no sirvo con tiempo libre, el tiempo libre no me funciona. Tengo que estar full con mil cosas y 3 horas diarias de sueño para poder hacerlo todo bien.
Y aunque me repita mil veces que no se trabajar bajo presión es la única manera en la que todo sale.
Afortunada yo que en la universidad me presionan bello :)

Necesito no tener tiempo libre para quejarme de lo mucho que me explotan y de como me encantaría tener tiempo libre. La loca, así.

Y ahora me quejo con propiedad porque las vacaciones se me acabaron y yo no hice nada. N A D A.

Es más, hice tanto nada que batí mi record de más horas sin dormir y más horas durmiendo.

Ay olviden todo ésto, soy la merma.

Que vieja quejona

Punto.

lunes, 4 de abril de 2011

A lo mejor era superdotada

Cuando tenía como 11 me quedé a dormir en casa de mi madrina. He de admitir que siempre he sido una cobarde y esa noche en particular estaba durmiendo en un cuarto al otro lado de la casa, sola.

Me imagino que me asusté con algo a mitad del asunto y fui a tocarle la puerta, ella estaba escuchando la radio, de esas emisoras AM de las que no se cansa; le dije que tenía miedo esperando que me dijera que me quedara con ella, pero no, me dio un libro y me dijo que leyera hasta que me quedara dormida.

Así fue como me leí "El Alquimista"de Paulo Coelho en una madrugada. Y mira que yo odio a Paulo Coelho. Aún creo que esa noche es la culpable de mi existencialismo. En definitiva darle a una prepuberta un libro hippie a esas horas no fue tan buena idea.

No le haga esa crueldad a nadie, tenga corazón. Sino sufra las consecuencias, míreme a mi. :)

Punto.

sábado, 12 de marzo de 2011

Normal o reserva?

Hablo con Ale y Nat. Decidimos que era viernes de vino.
Por lo general nuestros peos son parecidos, los mismos líos existenciales. Sólo hace más divertido el asunto.
Nat dice que quiere un perro para no estar sola tanto tiempo -Mierda, yo pienso eso todo el tiempo-. Pero que cuando le contó a su psicóloga le dijo que lo que necesitaba era un novio.
Ya va, QUÉ?

-Pausa para preguntarle a Nat si le importa que hable de su psicóloga. Igual a éstas alturas quien no tiene una(o), debe estar más en el foso que nosotras (que NO estamos en el foso)-

Osea que tú vas donde una pelotuda a que te suba los ánimos, porque no tienes ganas de subírtelos sola y lo que viene a decirte es que necesitas a un tipo porque ya estás muy jodida.

Ale que empieza a reírse y Nat que debe ser porque es muy amable, pero yo le hubiera pedido un reembolso. Mi psicóloga para negar mi dependencia a los tipos, no para afirmarla ¡HIJA DE MIL!

Qué sugiere ella que haga? Que ponga un clasificado? O que ande por ahí: "Mira pana, quieres ser mi novio? Es que mi psicóloga me dijo que me consiguiera uno :)"
Le dibujo una carita feliz a mi almohada y la saco a pasear.

-Conversación que se incrustó en mi subconsciente y me hizo soñar que el osito de mi infancia se hacia gigante y me abrazaba. (Para convertirse enseguida en una capa a lo Voldemort, pero eso no viene al caso)-

-"Sofi es que tu idealizas a la gente, esa es tu culpa no de ellos. Degenerados fueron siempre."-Y me siento de regreso en la oficina de mi psicóloga a quien tengo años sin visitar. -"Pero es que idealizada la gente se ve más bonita."-Después nos quejamos porque andamos así.

Seguimos hablando, una o dos copas de vino después, uno o dos mesoneros que se ruborizan y nos dejan botadas. Ale sigue creyendo en un único amor verdadero, karmático y molesto, y yo de pana la admiro; si todos pensáramos como ella el mundo no estaría tan en el foso, o tal vez estaría peor. Siguen saliendo historias de tipos con los que algunas tipas se conforman porque no quieren andar solas por la vida. A mi me que me compren mi franela de #foreveralone y un perro con nombre mexicano, pero así no.

Me hubiera podido quedar allí escuchando e inventando teorías toda la noche, hay veces en las que conversaciones así son demasiado necesarias.

Vino y amigas como actividad terapéutica de viernes en la noche, nunca falla.

Punto.

martes, 8 de marzo de 2011

De por qué no pides direcciones en Libertador

-Sabes cómo salir de Altamira?
-Sí, sí, dale por ahí
-Chaaaaamo esto no es flecha?
-Pilas que ahí viene un polichacao.
-Equis, no dijo nada, vamos bien.
-Ajá, aquí agarramos autopista y ya
-QUÉ HACEEEES? LA ESTÁS CAGANDOOO…Buena esa, ahora nos tenemos que calar toda la cola de la prados del este.
-No vale, nos metemos por la Central y ya, mira ahí ya está Plaza Venezuela
-Me devuelvo aquí entonces?
-NOOOOOOO! Sigue derecho que ahí agarramos la autopista.
-Seguro que es por acá? Coññññññññño nos metimos mal otra vez! Ahora donde estamos?
-Bueno ese es parque central, el rollo es caer al otro lado…Señor por aquí vamos bien?
-Sí, ustedes pasan esos túneles y listo. –malditamujer-
-Este evento parece ciudad gótica, donde estamos?
-Éstas no son las torres del silencio?
-Que torres del silencio ni que nada, baja el teléfono que vas a hacer que nos atraquen.
-Esta no es la plaza de las cuñas del gobierno?
-Fuuuuuuuuuck y de aquí como salimos?
-Déjame llamar a mi mamá
-No se va a molestar?
-Tienes una mejor idea?
-Miiiiira una cola de motorizados.
-*Coño yo se que estamos perdidos, no sé como llegamos hasta acá, nos ayudas o no?*
-Dale, dale, sigue por aquí.
-Mira que esta es la plaza O’leary y que aquello sí es El Silencio. Que te metas por allá.
-Les dije como 3 veces y no me quisieron parar bolas, por eso nos perdimos.
-Equis ahí ya está la autopista, nos quedan como 5 horas para estar en la playa.
-NO TE VAYAS A METER A CATIA!

El regreso fue menos desastroso.
Perderse en Caracas es lo más fácil de este mundo.
Punto.

sábado, 12 de febrero de 2011

De música

-O de Sofía contrarrestando la presión universitaria.-
De esa que te cambia los ánimos a diestra y siniestra. Siempre he creído que tiene cierta influencia sobre la gente.

Soy de las que anda molesta, escucha música bonita un rato y hasta ahí llegó todo, una seda otra vez; y ni hablar de cuando consigo música nueva, que se me alegra toda la semana. O ando tranquila por la vida, el shuffle se pone medio melancólico y se me viene el existencialismo encima.

Por eso últimamente resolví escuchar sólo música que me ponga de buen humor; llevo como un mes escuchando el mismo playlist pero es que me ha funcionado de maravilla. I'm a ray of fucking sunshine. Es empezar el día bien, que después se dañe en el camino es otra vaina, pero al menos intentar que vaya bien; estar frustrada por cualquier cosa y que algo me mejore el camino de regreso.

Leer normalmente hacía el trabajo, pero como ya nunca tengo tiempo y los audiobooks son extremadamente aburridos, ésto no cae nada nada mal. No estoy diciendo que hay que dejar de leer, por las cholas de Jesucristo, ¡LEAN!. Pero sí es una opción al caos mental usual.

Porque mira una no te me puede andar esperando a que los zoquetes le mejoren el día, una tiene que mejorarlo una misma. Y si te me dan ganas de llorar, pones lo melancólico y luego te me alegras otra vez.

Y si yo, pesimista como yo sola, ando en éstas entonces cualquiera puede. Eso sí, para que funcione bien, cantar super alto -preferiblemente no en público- ayuda. Con airguitars, airsax, airxylophone o aircualquiervaina.

Sé que no descubrí América, que muchas personas ya hacen ésto, pero a veces las cosas obvias son las que necesitan ser recordadas todo el tiempo.

Alégrense la vida, quiéranse un poquito chicovale.
Hagan unos playlists activos y me los pasan.
Y lean y monten bicicleta :)

Punto.


Soy tan mala que escribo en vez de estar estudiando jujuju. gentecaradura.com

lunes, 31 de enero de 2011

De febreros y otros meses menos deseados

Días transcurridos: 31.
Parciales a presentar: 4.
Cigarr... Es jodiendo mamá.
Canciones nuevas -terriblemente viejas- por escuchar: Como 700 MB
Libros por leer: 3.
Kilos aumentados: Who cares.
Tiempo empleado productivamente: Mejor no contar.

Y no es que quiera sonar como Bridget Jones (aunque tampoco me molesta), es que las puntas de los años me descomponen la vida.

Pero tengo fe en que Febrero me arregle un poquito la cosa. Diciembre me pone los pelos de punta y Enero es como una negación a superar Diciembre, pero en Febrero ya se les pasa y yo vuelvo a mi estado normal. Por eso Febrero es bonito.

En Febrero dejo de ponerme accidentalmente -o no- la ropa al revés.
Canto en las mañanas con los pajaritos -guacharacas-.
No me entumezco en la Universidad, ni pierdo extremidades por el frío.
Veo en HD todo el tiempo, no sólo con los lentes.
Voy más al cine y diseño mi propia línea de ropa.
Drexler saca más canciones bonitas y viene a Venezuela -Ay ojalá!-.
El agua no se va.
Pasan capítulos nuevos de Grey's Anatomy.
Aprendo alemán.
No me quedo dormida todas las mañanas y llego temprano a los sitios.
Incluso puede que responda por fb chat...mentira, tampoco así.

Ahora sí, el año realmente comienza, y que comience bonito. Con cosas buenas y toda esa paja que ustedes dijeron el primero de Enero y que yo prefiero decir ahora.

¡Bienvenido 2011!

Punto.

miércoles, 5 de enero de 2011

De gente cool

Aunque realmente no sé como se supone que se empieza a felicitar a alguien cuando cumple años, pero como sé que te mueres porque esté contigo y que realmente no la pasarás tan bien sin mi (hay que admitirlo, soy el sol de tu vida), me pareció importante un regalo cibernético y relevante, además el único hecho ever (porque esto no es un chat caliente, es un blog serio).
Porque eres la editora oficial -y obligada- de mi blog y creo que si no te gustara algo de lo que escribo lo borraría (o dejaría de hablarte).
Porque somos amigas desde que teníamos dientes de leche y no dejaste de hablarme cuando me caí a coñazos con la otra niña loca...
Porque estaba a punto de irme al pueblo sólo por tu cumpleaños pero los pasajes estaban agotados, y mira que ya nunca voy al pueblo.
Porque siempre que quiero decir cosas bizarras sé que tú te vas a reír, no como el resto del universo inculto que no entiende mi fino humor.
Porque tienes el voicenote que te mandé anoche de tono en tu teléfono, lo que simboliza que estás tan demente como yo, JA!
Te amo amiguita, feliz cumpleaños :)
Punto.

martes, 4 de enero de 2011

De patacones, torontos y esas cosas.

Maracaibo fue a mí lo que Italia a Julia Roberts. Aunque todos mis jeans aún me quedan, estoy segura de que esos patacones no fueron en vano y algo debo haber aumentado de peso; pero el 2011 vino como iluminación divina y decidí que no me importa. No es que voy a aumentar 20 kilos y terminar en un reality loco o un documental tipo "Super Size Me" pero repentinamente me pareció absurdo dejar de comer todo el tiempo comida que me gusta porque sí; hay que aceptarlo, voy a seguir midiendo medio metro, mis chances de ser modelo nunca llegaron.

Nunca voy a verme como un ángel de Victoria's Secret y ahora tampoco quiero; si todos tenemos diferente color de piel y de cabello, ¿Por qué no diferente peso o contextura? Eso es lo que hace relativamente interesante este rollo de la humanidad, y ya todo eso de tener que seguir un estereotipo porque es lo que está bien, me cansó. Si me siento cómoda con mi peso pues así me quedo, y si a alguien no le gusta o no le parece correcto, serán ellos los del problema, no yo.

No es una campaña de "Be fat!" o "¡Come todo lo que puedas!", es tan sólo "Deja de obsesionarte por la galleta que te comiste ayer". Y las únicas consideraciones serán para que no se me tapen las arterias o me llegue el azúcar a los cielos, no porque quiero ser esquelética.

Cómete un toronto, bájale dos.

Punto.